¡La guía definitiva para organizar tu alacena!

¿Qué mejor que tener una alacena bien ordenada, estructurada a medida y que sepas dónde se encuentra ese alimento o accesorio culinario exacto que necesitas a cada momento?

Y es que a mas de uno el ha pasado que cuando quiere cocinar, al tenerlo todo desbaratado y no saber donde tiene cada cosa y no encontrarla al acto, le hace pensar, inconscientemente, que cocinar ese plato le será mas tedioso, teniendo menos ganas de prepararlo y, por ende, le salga menos exquisito

Esto no lo podemos permitir contigo. Por eso, todoalacena.com no se iba a quedar con los brazos cruzados y te ha preparado una fácil e intuitiva guía para que sepas cual es la mejor de manera de organizar tu alacena

¡Que amor y ternura le vas a dar a tu cocina cuando se entere de que al fin organizas sus accesorios como se merece!

Los tips que tienes que saber antes de ejecutar lo que denominamos »el imprescindible»

En primer lugar, saca todos los productos que tengas en tu alacena y sitúalas sobre una encimera. Revisa si alguno de ellos está en mal estado o caducado y, posteriormente, bótalos a la basura

Consiguientemente, consigue tuppers, preferiblemente en vidrio, pues se conservan mejor, para almacenar cada alimento en su lugar correspondiente y poder tenerlo a la vista sin necesidad de que tengamos que acercarnos para saber de que se trata mientras cocinamos. Puedes agruparlos en función de si tienen una fecha de caducidad próxima, en sección de pescados, como la lata de atún, la lata de sardinas, etc. Eso como tú quieras. Déjate llevar por tu creatividad

Si algún producto presenta una fecha de caducidad muy próxima, es importante que lo anotes en una pequeña nota y la pegues sobre el recipiente metálico o el envase de la índole que sea para que no se te pase y no cocines con alimentos pasados de fecha, algo desagradable se mire por donde se mire

Puedes agrupar los productos según les des más uso o menos uso, o si determinados productos los uses en esa comida especial de fin de semana. Eso lo dejamos al libre albedrío. Decídete por algunos de los dos o el que tu quieras

Puedes dejar un espacio libre de cualquier tipo de complemento o alimento culinario en tu alacena, para destinarlo a esos productos que vas a utilizar en tu próxima preparación de comida que nunca antes habías hecho. Así, no se te olvida en ningún momento de que ingredientes necesitas y todo el proceso se hace mas ameno, práctico y divertido

Según como sea tu alacena, la repisa que tenga un espacio más holgado lo puedes utilizar para guardar la botella de agua de 1L, el tinto de verano o el vino blanco que utilizas en algunos de tus platos. Cualquier elemento culinario que tenga un tamaño más grande de lo normal. En sitios mas estrechos, puedes utilizarlo para guardar toallas, servilletas y cubiertos, todo ello en tuppers para conservar la higiene

Otra cosa que puedes hacer es poner en una nota que alimento es cuál. Un ejemplo claro es sí tenemos dos recipientes con aberturas, en una está la sal y en otra la azúcar

Esto con el fin de no hacer ese acto de llevarnos el dedo a la boca y comprobar si es sal o azúcar, gesto que no queda bien en un lugar como la cocina, el recipiente que sea sal le pones una nota claramente que diga que es la sal. Lo mismo con el azúcar

El imprescindible que tienes que saber es:

  • Elige un lugar (un estante) para cada cosa
  • Haz un esquema en un papel de tu alacena y en cada hueco pon que vas a guardar. Luego memorízalo
  • Etiqueta cada una de los alimentos o accesorios culinarios
  • Procede a cocinar un manjar y comprueba si lo hiciste todo a la primera

Cada organizado de despensa depende muchos de las repisas, cajones, espacios abiertos y aparadores complementarios que dispongan en uno de los laterales o ambos. No será lo mismo una alacena con un porta-frutas o una porta-botella que una que solo tenga espacios abiertos con alguna repisa adicional

Una te dará más juego que la otra y, por ende, le dará más vida a tu cocina, pero una alacena minimalista bien organizada te será suficiente para darle ese toque de preocupación y clase que te caracteriza, ese toque que quieres irradiar a cualquiera que se tope contigo en el centro culinario del hogar

Somos de los que nos encanta nutrirnos de ideas. Por ello, te invitamos a través de nuestro formulario de contacto a que nos pases ideas de como estructurarías o como tienes estructurado actualmente tu alacena propia. Te lo ponemos todo en bandeja: ¡tienes la oportunidad única de dar a conocer al mundo de la casta que estas hecha!